EL ESTRÉS Y SUS CONSECUENCIAS:

¿Sabías que más del 50% de las molestias físicas por las que consultan las personas citas médicas son por causa principalmente del estrés? Dolores de cabeza, molestias abdominales, mareos, dolores en cuello y espalda, hipertensión, insomnio y mucho más en un porcentaje alto están producidas o desencadenadas por lo que se puede llamar estrés acumulado o prolongado. El estrés afecta de una manera directa nuestra salud, aumentando la probabilidad de enfermedades determinadas, hay numerosos estudios que comprueban el existente lazo entre el estrés y los trastornos gastrointestinales, así como su influencia en problemas cardiovasculares, alergias, artritis, problemas de piel y ciertos tumores. Nuestras luchas y angustias constantes en el día a día están afectando a nuestro organismo que reacciona con la puesta en marcha de elevados niveles hormonales (glucocorticoides) que con el transcurso del tiempo van creando serios problemas de salud en los pacientes. Ahora te compartimos 5 formas de prevenir acumulación de estrés o bajarle el nivel : Come alimentos saludables : Lo que comes afecta directamente tu estado de ánimo y tu nivel de energía y de estrés. Comer saludable NO significa ser restrictivo, limitarte en dietas estrictas demasiado bajas en calorías y nutrientes, esto sería contraproducente e inclusive se aumentaría tu nivel de estrés y te afectaría directamente tu sistema nervioso y hormonal. Encuentra un equilibrio  donde la comida sana y balanceada sean tus aliados y tus comidas del día a día, en NatMatStore podrás encontrar un sin número de opciones deliciosas y seguir comiendo saludable, no tiene que ser aburrido! Duerme bien: Recuerda lo recomendado de dormir entre 6 a 8 horas de acuerdo a la persona y su estilo de vida, muchas veces inclusive creemos dormir bien porque dormimos “bastante” cuando nuestro sueño no es de calidad. Evita tomar café o té verde después de las 4 pm, podrías ayudarte con un te Bedtime que encuentras disponible en nuestros productos para descansar mejor, un shot de vinagre de manzana diluido en agua caliente, o infusiones como manzanilla te ayudarán. la calidad y cantidad de sueño que tengas puede afectar tu estado de ánimo, nivel de energía, concentración y funcionamiento general. Si tienes problemas para dormir, asegúrate de tener una rutina tranquila y relajante a la hora de acostarte, escucha música relajante. Hacer ejercicio: El ejercicio físico no solo aleja nuestra mente del estrés, también libera sustancias químicas en nuestros cerebros que nos ayudan a encontrarnos mejor. Prácticamente cualquier clase de actividad física reduce el estrés. Aunque no seas un atleta o estés fuera de forma, aún así el ejercicio te ayudará a reducir el estrés. (Encuentra implementos para complementar tus rutinas en nuestra sección de salud y bienestar) Equilibra tus obligaciones: Todo es cuestión de equilibrio: todo responsabilidades y trabajo y nada de juego y disfrute está mal. Pero si tu horario está tan lleno de actividades, que no te queda tiempo para hacer los deberes, eso también te estresará. Medita: La meditación puede transmitir una sensación de calma, paz y equilibrio que puede beneficiar tanto tu bienestar emocional como tu salud general.  Si no lo has intentado empieza con meditaciones guiadas, encontrarás varias en Youtube, Instagram o cualquier plataforma de tu preferencia. (Próximamente aquí también). Reír más: Un buen sentido del humor no puede curar todas las dolencias, pero puede ayudarte a sentirte mejor, incluso si tienes que forzar una risa a través de tu mal humor. Cuando te ríes, no solo aligeras tu carga mental, sino que también causas cambios físicos positivos en tu cuerpo. La risa enardece los ánimos y luego reduce tu respuesta al estrés. Así que lee algunos chistes, cuenta algunos chistes, mira una comedia o pasa el rato con tus amigos divertidos. Busca ayuda: Si los nuevos factores estresantes están desafiando tu capacidad de afrontamiento o si las medidas de cuidado personal simplemente no alivian el estrés, es posible que debas buscar refuerzos, como terapia o asesoramiento. La terapia también puede ser una buena idea si te sientes abrumado o atrapado, si te preocupa excesivamente, o si tienes problemas para realizar rutinas diarias o para cumplir con las responsabilidades en el trabajo, el hogar o la escuela. Los asesores profesionales o terapeutas pueden ayudarte a identificar las fuentes de estrés y aprender nuevas herramientas de afrontamiento. No es necesario que apliques todas, busca la forma de las que mejor se acomoden a tu estilo de vida y encuentra un equilibrio sin obsesiones o restricciones. Recuerda #soltandorestricciones es nuestro lema, y esperamos sea aplicado para tu estilo de vida. Con amor, NatMat

EL ESTRÉS Y SUS CONSECUENCIAS: